HablamÖs en directo

Puedes seguir los directos también a través de nuestras redes sociales ¿Hablamos?

Logo ORSM -2
Logo de OJRM
Logo de OARM

MusicÖn es…

Una nueva forma de disfrutar de la ÖSRM; un interruptor que activa la música para llegar a todos los hogares de una forma cercana, actual y didáctica. Una plataforma que nace para acercar nuestro trabajo de siempre como nunca, con un gran despliegue técnico, audiovisual y sonido 3D envolvente.

 

Reproducir vídeo

MusicÖn en directo

2 de junio / 20:00h.

W. A. MOZART

Concierto para piano Nº 21

W. A. MOZART

Sinfonía Nº 41 ‘Júpiter’

Javier Perianes, piano

Virginia Martínez, directora

Reproducir vídeo
Días
Horas
Minutos

Notas al Programa

W. A. MOZART Concierto para piano Nº 21/ W. A. MOZART Sinfonía Nº 41 'Júpiter'

Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia.

WOLFGANG A. MOZART (1756-1791)

Concierto para piano nº 21 en Do mayor, K 467

Allegro maestoso

Andante

Allegro vivace assai

Javier Perianes, piano

WOLFGANG A. MOZART (1756-1791)

Sinfonía nº 41 en Do mayor, K 551. Júpiter

Allegro vivace

Andante cantabile

Minuetto. Allegretto

Finale. Molto allegro

Virginia Martínez, directora

El concierto y la sinfonía son las grandes formas musicales que inundaron la música del periodo clásico. El concierto para piano nº 21 y la Sinfonía nº 41, que comparten la tonalidad de Do mayor,  pertenecen ambas al periodo vienés de Mozart que abarca desde 1781, año que abandonó Salzburgo, hasta su muerte en 1791. Durante este tiempo Mozart tuvo un periodo compositivo bastante próspero, sobre todo en los primeros años que pasó en la ciudad. La mayor parte de las obras que inmortalizan el nombre del compositor salzburgués  fueron compuestas durante estos diez últimos años de su vida que pasó en Viena. Las principales influencias que marcaron este periodo provenían del estudio de la obra de Haydn y de su descubrimiento de la música de J.S Bach. Encontramos en ellas un equilibrio  entre el estilo galante y una madurez y erudición en sus composiciones.  

Un importante lugar entre las creaciones de Mozart durante los años vieneses es el que cabe asignarles a los diecisiete conciertos para piano y orquesta que compuso en esta época. El Concierto para piano n. ° 21 en Do mayor, K.467 se estrenó en marzo de 1785 en el Burgtheater (Teatro Imperial de la Corte) de la capital austriaca. Mozart había completado el K. 467 apenas un mes después del Concierto para piano nº 20 en Re menor. Estas dos obras, tan cercanas en el tiempo pero tan diferentes en sustancia y carácter, se encuentran entre las glorias de su producción, y con ellos, Mozart creó un nuevo tipo de concierto, más sinfónico y más argumentado que los anteriores.

El Concierto nº 21 en Do Mayor se basa en los tres movimientos tradicionales. En este caso, Allegro maestoso, Andante, Allegro vivace assai. La orquesta consta de flauta, oboe, fagot, trompa, trompeta, timbales y cuerdas. 

El primer movimiento, marcado como Allegro maestoso, tiene un alcance sinfónico acaparando casi la mitad de todo el concierto. Comienza con una suave intervención de la cuerda presentando el primer tema, la orquesta se va haciendo más vigorosa, uniéndose los vientos y se escuchará el tema principal a lo largo del todo el Allegro. Después de esta introducción nos sorprende la entrada del piano solista con un comienzo delicado, desarrollando después sus propias melodías. Juntos avanzan dialogando casi hasta el final del movimiento, cundo la orquesta con una serie de acordes en la tonalidad principal, deja paso al momento de la cadenza del piano solista el cual explora de manera magistral los motivos temáticos que se han ido escuchado. Cierra el movimiento la orquesta sola, el piano espera en silencio.  

El Andante, en la tonalidad de Fa mayor, comienza con una figuración rítmica de tresillos en el bajo sustentando la conocida y familiar melodía, llena de emoción y lirismo. Después de una reposada exposición, el piano retoma la rítmica del acompañamiento presentando también el tema de la melodía. Es un movimiento  expresivo y elegante, lleno de una gama extraordinaria de emociones que van explorando la orquesta y el piano.

El  tercer movimiento, contrasta con la suavidad del segundo. Después del ambiente ensoñador del Andante, el Allegro vivace arranca con energía robusta y retoma el carácter alegre del principio del concierto. El piano hace su aparición con un brevísimo solo, a partir de ahí comienza el juego entre solista y orquesta utilizando un tema que Mozart tomó prestado de su Concierto nº 10 para dos pianos y orquesta en Mi bemol mayor K. 365. Después de la última intervención del piano solo, se avecina un final fulgurante que nos deleita con una conclusión brillante con tintes operísticos. 

Al igual que Haydn, Mozart abordó con rigurosidad las sinfonías en su edad madura. Las tres últimas sinfonías la nº 39 en Mi bemol mayor, la nº 40 en Sol menor y la nº 41 en Do mayor las escribió en un lapso de unas seis semanas durante el verano de 1778, y se tienen como la cumbre del repertorio sinfónico.

Entre ellas, la Sinfonía nº 41 en Do Mayor K. 551 consta de los cuatro movimientos habituales de este género musical. Está claro que Mozart no sabía que esta sería su última sinfonía, sin embargo es admirable observar como esta obra proporciona un resumen extraordinario de toda su producción sinfónica. Ingresó la pieza en su catálogo en  agosto de 1788, poco más de tres años antes de su muerte. Mozart no le dio el sobrenombre de Júpiter, gobernante de los dioses, esto surgió después de manos Johann Peter Salomon, empresario y violinista alemán afincado en Londres.  En esta sinfonía  Mozart parece decidido a mostrar su gran brillantez como compositor. Su abanico emocional es muy amplio, perfilando ya la dilatada paleta expresiva que emergería en las sinfonías de Beethoven.

Mozat

Quizás el bautizo de Júpiter a esta sinfonía por parte de Salomon, se debe a la majestuosidad del primer movimiento, marcado con un tempo rápido de Allegro vivace. Compuesto en la tradicional forma sonata, el movimiento está repleto de sonoridades brillantes. Sus ritmos enfáticos y su movimiento armónico están firmemente anclados a la tonalidad principal de Do Mayor, que era una de las tonalidades tradicionales para la música ceremonial en el siglo XVIII. 

En el Andante cantabile los violines colocan sordinas produciendo así un sonido velado e íntimo que contrasta de manera formidable con el inicio de la sinfonía. Aunque no sabemos con certeza si el compositor así lo planificó, encontramos ciertos rasgos en este movimiento con las danzas barrocas, sobre todo en el compás ternario y la acentuación y el carácter que presenta.

El Menuetto. Allegretto mantiene la acostumbrada forma ternaria con su trío central. Comienza con una línea cromática descendente en los violines que Mozart luego termina desarrollando a lo largo del movimiento.  Este movimiento es inusualmente rico y complicado proviniendo de las formas sencillas de danzas de la tradicional suite barroca. 

El movimiento Finale. Molto Allegro, es una obra maestra que empieza con un “inocente” motivo basado en cuatro notas (do,re,fa,mi) que serán el motivo propulsor del más puro contrapunto clásico. Se despliegan  más temas a lo largo del movimiento, no como largas melodías, sino más bien como momentos fugaces, recordando contornos relacionados en el primer y segundo movimiento. Culmina con una brillante retorno del tema principal al más puro estilo mozartiano. 

Como señalábamos, Mozart no fue consciente de que este sería el último trabajo de su carrera sinfónica, pero no pudo haber encontrado mejor final y la forma más espectacular de concluir sus logros,  señalando el camino hacia el futuro sinfonismo de siglos venideros.  

Mª Ángeles Zapata

Doctora en musicología

Hablamös en las redes

#MusicÖn en Instagram

#MusicÖn en Twitter

#MusicÖn en Facebook

Prögramación

2 | junio/ 20:00 H.

W. A. MOZART

Concierto para piano Nº 21

W. A. MOZART

Sinfonía Nº 41 ‘Júpiter’

JAVIER PERIANES, PIANO
VIRGINIA MARTÍNEZ, DIRECTORA

MusicÖn para ti

Suscríbete a nuestra lista de comunicación para no perderte ninguno de nuestros proyectos.

Sea cual sea tu edad o gustos musicales, la OSRM siempre tiene algo para ti.

Bönus

Conciertos anteriores

Reproducir vídeo

MUSICÖN #19- W. A. MOZART CONCIERTO PARA PIANO Nº 21/ W. A. MOZART SINFONÍA Nº 41 ‘JÚPITER’

Reproducir vídeo

MUSICÖN #18- MARIANNE VON MARTÍNEZ/ C. PH. E. BACH/ HAENDEL

Reproducir vídeo

MUSICÖN #17 – POULENC «Concierto campestre»/ STRAVINSKY «Sinfonía nº 1»

Reproducir vídeo

MUSICÖN #16 – MOZART, CONCIERTO PARA PIANO Nº 20 / CHAIKOVSKI SINFONÍA Nº 4

Reproducir vídeo

MUSICÖN #14 – CONCIERTO DE AÑO NUEVO 2021, ORQUESTA SINFÓNICA DE LA REGIÓN DE MURCIA

Reproducir vídeo

MUSICÖN #13 – SIBELIUS, SINFONÍA Nº 5 / ROBERTO SIERRA, CONCIERTO PARA TROMPETA

Reproducir vídeo

MUSICÖN #12 – BEETHOVEN – OBERTURA FIDELIO / CONCIERTO PARA PIANO Y ORQUESTA Nº 4

Reproducir vídeo

MUSICÖN #11 – APASIONANTE SONIDO DEL TROMBÓN

Reproducir vídeo

MUSICÖN #10 – EVOCACIONES: ISAAC ALBÉNIZ (1860- 1909)/ JOHANNES BRAHMS (1833-1897)

Más ÖSRM

Reproducir vídeo

ÖSRM. LA BANDA SONORA DE LA REGIÓN DE MURCIA

Reproducir vídeo

#YoMeQuedoEnCasa: ‘Resistiré’ (ÖSRM + Sean Frutos)

Reproducir vídeo

DESCUBRE EL SILENCIO DE LA OSRM

Reproducir vídeo

Darling Dyle (concertino OSRM)_ Sonata Nº 1- Adagio. (J. S. Bach)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para poder ofrecerte una mejor experiencia de uso.